Tres Grandes Rocas

El leer es uno de mis pasatiempos favoritos. Mi tipo de lectura favorita viene de los libros de desarrollo personal y uno de mis favoritos de todos los tiempos es Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva de Stephen Covey. Dentro del libro él hace mención a la idea de las 5 grandes rocas, aquellas cinco acciones que de cumplirse te acercan a las metas a largo plazo. Éstas son la prioridad. 
En el mundo del fitness existen un sinnúmero de rocas para cada meta y siguiendo con la idea de Covey, si estamos tratando de colocar la mayor cantidad de rocas en el envase de perdida de grasa y/o peso, se debe de iniciar con las grandes rocas y luego agregar las pequeñas. Si uno se enfoca en las pequeñas cosas después de cierto tiempo no habrá espacio para aquellas rocas que son de gran impacto. Lamentablemente estas grandes rocas tienden a ser aburridas y sencillas cuando se trata de pérdida de grasa corporal y peso y a nosotros nos gusta sobre complicar todo porque así tenemos la excusa de decir que algo es muy difícil y rendirnos.  

 

Te comparto 3 grandes rocas para la perdida de grasa.

 

1. El déficit calórico

Las calorías son la clave para la perdida de grasa. Uno tiene que estar en déficit calórico para perder grasa.

 

Energía dentro- energía fuera: cambios en peso.

 

Esto es la ecuación de balance de energía. Es la formula básica de como el peso corporal se regula en los organismos vivientes, incluyendo los seres humanos. Este balance es la diferencia entre cuanta energía uno consume y cuanta gasta. Tu energía viene de la comida y la energía de comida se expresa en calorías. Si comes más calorías de las que gastas tu cuerpo almacena mucha de esa energía adicional y uno gana peso. Si consumís menos calorías de las que gastas tu cuerpo tiene que buscar en las reservas para combustible y uno pierde peso. Si consumís lo mismo que gastas tu peso queda igual. Hasta que no manipules esta ecuación para crear ese déficit calórico, comiendo menos o gastando más energía, no vas a perder grasa. Antes de llegar a esto obviamente necesitas conocer cuántas calorías consumís en un día y cuantas necesitarías consumir para lograr tus metas.   

 

2. Consistencia/adherencia

 

 

Una de las cosas más difíciles en el mundo es el poder adherirse a algo. En parte esto se debe a que todos queremos los resultados para ya y es por eso que las personas pasan de dieta en dieta y de rutina en rutina casi que semanalmente. Demasiadas veces las personas no le dan a sus planes suficiente tiempo para cosechar los beneficios de sus esfuerzos. Cualquiera puede apegarse a comer bien por un día o dos, es más hasta por un par de semanas, pero una semana tras otra por varios meses, eso es difícil. Pero si pudiese darte un consejo que será de mayor beneficio de toda esta lectura es: tienen que ser consistente durante toda su dieta. Tus resultados no vendrán de un entrenamiento o de una sola comida saludable.

 

Pensar que vamos a ser perfectos 100% del tiempo es colocarte en una posición donde vas a fracasar. La meta es poder seguir un plan de la mejor manera cada día la mayor parte del tiempo. La clave está en la moderación, si algo sale mal, tu día no está arruinado, solo retoma tu plan en la siguiente comida o el siguiente día. El mantenerse consistente es importante porque te provee con el tiempo que necesitas para crear nuevos hábitos y ver el resultado de todo tu trabajo. Recuerda que no se te mide por lo que inicias sino por lo que terminas.

 

3. Suficiente agua.

 

De nuevo hay un sinnúmero de cosas que podría incluir acá y en realidad no necesitan leer de nuevo sobre la importancia de mantenerse hidratado. Lamentablemente demasiadas personas pasan por alto el consumo de agua. El agua es importante no solo para nuestra sobrevivencia sino para alcanzar nuestras metas de fitness. Para los que están a dieta, tomar agua ayuda al hígado a metabolizar efectivamente la grasa corporal. De otra manera, tomar agua ayuda sentirse lleno y por ende tiende a comer menos. ¿Cuánta agua requiere uno? Al igual que muchas cosas, los requerimientos de agua dependen de cada individuo aunque la regla general es consumir de 8 a 10 vasos de 8 onzas.  

 

Otros aspectos importantes que no incluyo son el tener un buen descanso y el ejercitarse adecuadamente. Olvídense de los suplementos y de si es mejor comer un tipo de comida u otra o la hora en que consumen un producto. Establezcan una jerarquía de las necesidades y no las pierdan de vista. De ahí solo resta proceder a ejecutarlas, consistentemente.

 

La información es genial y hoy en día abunda con el maravilloso mundo del Internet pero la ejecución es lo más importante.

 

Las cosas que importan más nunca deben estar a merced de las que cosas que importan menos.

–Johann Wolfgang von Goethe

 

 

Pueden seguir a Franco Guzmán en sus redes sociales:

Facebook

Instagram

Twitter

 

 

 

 

Please reload

Entradas destacadas

“Estoy haciendo ejercicio, pero no veo resultados”

April 29, 2016

1/1
Please reload

Entradas recientes

December 20, 2017

April 28, 2017

February 14, 2017

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags