Las grasas  ¿Cuáles consumir y cuáles evitar?

Las grasas forman parte de un grupo muy importante de nutrientes, los macronutrientes.

 

¿Qué son los macronutrientes? son esos nutrientes que tu cuerpo utiliza como combustible para realizar todas las acciones, desde respirar hasta entrenar intenso.

 

Ahora, volvamos a las grasas. Éstas son indispensables en nuestra dieta – alimentación – ya sea que nuestro objetivo es perder grasa, aumentar músculo o mantenernos saludables. Además del beneficio estético, las grasas son indispensables para absorber las vitaminas A, D, E y K, ayuda a regular nuestra temperatura corporal, protege órganos importantes como el corazón y riñones, son reguladoras de hormonas, impide que las proteínas sean usadas como fuente de energía, etc.

 

¿Cuánto consumir?

 

Dar una cantidad exacta para todas las personas sería irresponsable. Sin embargo, debemos estar claros que su consumo debe ser menor cantidad que proteínas y carbohidratos, pues aportan 9 calorías por gramo – los carbohidratos y proteínas aporta 4 calorías por gramo.

La Organización Mundial de la Salud, recomienda que el consumo sea igual o menor al 30% de las calorías totales de la ingesta diaria, en un adulto promedio.

 

¿Qué tipos de grasa evitar?

 

Las Grasas Trans, que se forman cuando el aceite vegetal se endurece en un proceso llamado hidrogenación.  Hay que evitarlas porque estas aumentan los niveles de colesterol malo en la sangre y bajan los niveles de colesterol bueno.

Estás se encuentran en: frituras, margarina, pizzas, galletas azucaradas, palomitas de microondas, productos precocidos.

Aquí lo más importante es leer las etiquetas de los productos que compramos. Es obligatorio que los alimentos empacados lleven esta información, y que sea real, así que es de confianza revisar la etiqueta y decidir inteligentemente.

 

¿Qué tipos de grasa consumir?

Esto es muy importante saberlo. Ya que en dependencia del tipo de grasa que elegimos, éstas nos van a beneficiar o dañar.

 

Las Grasas Monoinsaturadas – ayudan a regular los niveles de colesterol y disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Las podemos encontrar en: Aceites de oliva, almendras, maní, aguacate.

 

Las Grasas Poliinsaturadas – contienen grasas omega-3 y omega-6, que son ácidos grasos que el cuerpo no produce y se necesitan obtener por medio de la alimentación. Son importantes para para el crecimiento de las células y el funcionamiento del cerebro.

Las podemos encontrar en: Nueces, linaza, salmón, sardina, y algas.

 

Las Grasas Saturadas –  su consumo se debe limitar, una fuente segura es el aceite de coco, pues en su mayoría está compuesto por ácidos grasos de cadena media, es decir que se utilizan como una fuente de energía rápida.

 

¿Perder grasa con grasa? ¡Se puede!

Las grasas pueden ayudarte muchísimo si tu meta es perder grasa.

  • Como son densas en calorías, con muy poca cantidad te mantienen satisfecho.

  • Además su energía se libera de manera más lenta, por lo que las hace idóneas si ésta es tu meta.

  • Las grasas buenas, regulan el azúcar en la sangre y la insulina, esto evitará esos picos de energía que al acabarse solamente te dan ansiedad, y a largo plazo, problemas de salud.  

 

Please reload

Entradas destacadas

“Estoy haciendo ejercicio, pero no veo resultados”

April 29, 2016

1/1
Please reload

Entradas recientes

December 20, 2017

April 28, 2017

February 14, 2017

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags